El Sargento y su banda cumplen 50

Sí, lo confieso, me encantan los aniversarios, efemérides, años redondos o como quieran llamarle. Y este 2017 tendrá de todo; los 80 años de El Guernica y los 100 de la Revolución Rusa, los 500 de la Reforma Protestante y los 200 años de la muerte de Jane Austen.

Pero de todos quiero recordar uno que siento bien cerca. Este año cumple 50 años la tapa de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles. Diseñada en 1967 por el artista pop británico Peter Blake y su esposa Jan Haworth, Sgt. Pepper es una proeza de contexto histórico a nivel comunicacional, artístico y estético y  por ello es una de las portadas más innovadoras y creativas de la historia del Diseño Gráfico.

sargent-pepper

Portada de Sgt. Pepper Lonely Club Band, Peter Blake, 1967

Una superficie abigarrada y asfixiante es presidida por unos Beatles vestidos con los trajes chillones de una banda musical. Los acompañan un sinfín de personajes a manera de un paródico santoral del siglo XX, una especie de paso de comedia sobre el concepto de “ícono” que tanto reverenció el siglo pasado. Una gran sátira a la que ellos mismos se suman con sus efigies en cera del Museo de Madame Tussaud.

sesion-i

Backstage de la fotografía en el estudio de Chris Cooper, 30 de marzo de 1967, Chelsea, Londres.

Es que estos Beatles psicodélicos dejaban atrás a los de traje negro -que ya eran de cera y de museo-, marcando el inicio de una nueva era musical y dando nacimiento con la portada a un nuevo ícono, en un magistral doble juego sobre el concepto que parodian. Técnicamente es un fotografía construida con técnica de collage a partir de fotos, cartones, maniquíes y muñecos de cera, que luego se siluetearon y colorearon a mano. De allí que exude toda la pureza y distinción del primer pop art que fue británico y no norteamericano, como a veces se piensa. La labor fue agotadora y demandó meses de producción y más de un dolor de cabeza por los derechos de imagen de los personajes.

cooper

El armado de la fotografía tomó 8 días y Chris Cooper el fotógrafo contó con tres asistentes para crear la escena. A la izquierda se ve a Cooper con su hijo en brazos; fue el niño el que aportó la camiseta para la muñeca de Shirley Temple, que dice “Welcome The Rolling Stones”.

Sí, lo confieso, no les puedo negar que todo este asunto me provoca cierta nostalgia y hasta un toque de tristeza. Al fin de cuentas y más allá de los musical, el aniversario tiene que ver con una de las artes más injustamente subestimadas y con uno los más bellos objetos artísticos de la cultura del siglo XX, un objeto que se ha extinguido casi como para no desmentir a Darwin.

revolver

Revolver, Klauss Voorman, 1966. Músico y artista alemán, amigo del grupo desde los tiempos de Hamburgo.

No me quejo. En la era de Spotify, YouTube y todos los etcéteras, las portadas artísticas de los LP están tan fuera de contexto como un mamut corriendo por una playa de Punta del Este. Sin embargo, contemplarlas seguirá siendo una gloria, porque creadas por artistas de primer nivel, tienen toda la rebeldía de su tiempo y todas las condiciones estéticas de una obra de arte mayor, y eso las hace intemporales -tanto como una vasija griega o una taza de porcelana rococó-. Lo que no es una vana afirmación, tomando en cuenta que hoy los más jóvenes las consideren piezas de culto, especialmente las de esta época, las décadas del ’60 y el ’70.

the-velvet-underground

Portada de The Velvet Underground&Nico, Andy Warhol, 1967

Pensemos; Revolver de los Beatles, obra del artista alemán Klaus Voorman es de 1966, el Album Blanco del pionero del pop Richard Hamilton es de 1968 y la de la cebra, Abbey Road del escocés Ian MacMillan es de 1969. La banana de Andy Warhol de la Velvet Underground es de 1967, la imponente Anunciación de Mati Klarwein para el Abraxas de Santana es de 1970, Stiky Fingers de los Stones de Warhol es de 1971 y el prisma de la descomposición de la luz de Dark side of the Moon de Pink Floyd es de 1973.

abraxas-santana

Portada del disco Abraxas de Santana, 1970. “Anunciación”, óleo del pintor alemán Matias Klarwein, 1962.

La lista quita el aliento y de más está decir que podría ser más amplia. Pero hoy que el  Sargento Pepper y su Banda de Corazones Solitarios llegan a los 50, no puedo dejar de rememorar la emoción de aquel ritual sagrado, cuando con manos nerviosas sacábamos el disco de su funda, poníamos con suavidad la púa sobre el surco y el mundo dejaba de existir. !Salud al Sargento y toda su banda y por muchos años más!

Anuncios