Los Velázquez ingleses

Sí, lo confieso, me da mucha envidia cuando encuentro un libro que cuenta una historia que yo habría querido contar. Y eso es lo que me pasa con “The vanishing man: in pursuit of Velázquez” de la crítica de arte británica Laura Cumming (Edimburgo, 1961).

portada

Portada, Chatto&Windus, 2016

Aún no he podido leerlo -no está ni siquiera todavía traducido al español-, pero cada vez que abro un diario inglés, ahí está como el mejor libro del mes o encabezando los más vendidos. En fin, está claro que este thriller policial sobre un Velázquez perdido que reaparece en Londres, cuando en 1845 un librero llamado John Snare lo compra convencido de que es un Velázquez, va a camino de convertirse en la “estrella” editorial del año. La historia es real, todos los personajes y peripecias existieron y el cuadro de Velázquez Retrato de hombre (posiblemente José Nieto, c.1635-45) que se encuentra en la Apsley House de Londres, es parte de la clave del asunto.

Diego_Velázquez_061

Retrato de hombre (posiblemente José Nieto, el aposentador de “Las meninas”), c. 1635-1645. Apsley House, Londres

Y bueno, como no escribí esta historia y me hubiera encantado escribirla, me desquito contándoles otra, que en algunos puntos tiene que ver con ella. La podríamos llamar “Los Velázquez de Wellington” o “Los Velázquez ingleses” y dice así.

N070533.tif

Arthur Wellesley, 1er. Duque de Wellington, c.1815, Sir Thomas Lawrence. Apsley House.

Cuando en 1813 después de ingentes esfuerzos, Sir Arthur Wellesley (1769-1852) 1er. Duque de Wellington, expulsó a los franceses de España en la aplastante Batalla de Vitoria, sus tropas siguieron la desordenada huída de José Bonaparte, hermano de Napoleón, que gobernaba España desde 1808. La persecución fue intensa y aunque el impopular “Pepe botella” consiguió cruzar la frontera protegido por la caballería, no ocurrió lo mismo con su equipaje. En él encontraron documentos de estado, cartas, un orinal de oro y 200 obras de arte cuidadosamente enrolladas entre lienzos, dibujos y grabados.

Wellington debía seguir su camino -la guerra, Waterloo y la historia lo esperaban-, por lo que envió las pinturas a Londres custodiadas por su hermano menor Lord Maryborough, para que fueran identificadas, autenticadas y catalogadas. Y así se hizo.

aguador

El aguador de Sevilla, Don Diego de Velázquez, c. 1620. Apsley House, Londres

Resultó que al irse de España, José Bonaparte se estaba robando 165 pinturas de las colecciones reales españolas, entre las que estaban la Ultima Cena de Juan de Flandes que había pertenecido a la reina Isabel la Católica, una Sagrada Familia de Giulio Romano por entonces atribuida a Rafael, una Oración en el huerto de Correggio y cinco espectaculares Velázquez: el famoso Aguador de Sevilla (1620), el Retrato de Don Francisco de Quevedo (1630), la copia de Velázquez del retrato del Papa Inocencia X (1651) que hizo para su colección personal, Dos jóvenes a la mesa (c.1622) y el Retrato de Hombre que ya mencionamos.

Enterado del hallazgo, Wellington envió una carta al rey Fernando VII informándolo del paradero de las pinturas y de su intención de enviarlas a España en el próximo barco disponible. Pero el rey que había decidido colmar a Wellington de regalos, lo nombró Duque de Ciudad Rodrigo, Vizconde de Talavera de la Reina, le regaló la finca de “La Torre” en Granada y para rematarla, le obsequió todos los cuadros capturados, los que de allí en más se conocieron como el “equipaje de José” y que hoy lucen las paredes de Apsley House en Londres.

The_Waterloo_Gallery_at_Apsley_House_by_Joseph_Nash

Galería Waterloo de Apsley House, Jospeh Nash, 1852. Apsley House, Londres. Aquí se realizaba todos los 18 de junio el “Banquete Waterloo” en conmemoración de la victoria.

Lo irónico del caso es que a Wellington el arte ni le iba ni le venía y resulta que todos los gobernantes “liberados” por él le regalaban cuadros, con lo que terminó poseyendo una imponente colección de pinturas. Es más, era tan medido que casi le dio un infarto cuando vio las cuentas de la reforma que había emprendido en Apsley House, forzado por su nueva posición en el mundo después de Waterloo. El arte no sería lo suyo pero era un hombre recto; en 1838 dispuso en su testamento la indisponibilidad de los cuadros para que sus herederos no los pudieran vender, confiándolos al estado inglés y a su “English Heritage”.

apsley-house-att1

Apsley House, residencia de los Duques de Wellington en Londres. Construida entre 1770 y 1781 por Robert Adam, fue comprada por el Duque en 1817 y totalmente reformada en su interior. High Park Corner, Londres

Temporarily used for contact details: The Engine House, Fire Fly Avenue, Swindon, SN2 2EH, United Kingdom, Tel: 01793 414600, Email: archive@english-heritage.org.uk, Website: http://www.english-heritage.org.uk

La Galería Waterloo hoy abierta al público como Museo Wellington. Apsley House, High Park Corner, Londres

Sus descendientes estuvieron a la altura de las circunstancias y no solo no intentaron incumplir sus disposiciones, sino que a su muerte en 1852, su hijo, Arthur Wellesley 2o Duque de Wellington, convirtió Apsley House en un museo en honor a su padre. Así permanece hasta el día de hoy y es allí, en medio de esos lujos tan ajenos al austero duque, que cuelgan los Velázquez que un día José Bonaparte se quiso robar y que hoy son parte de un libro que yo hubiera querido escribir.

 

 

9 comentarios en “Los Velázquez ingleses

  1. catherine thwaites dijo:

    De mas esta decirte que lo tuyo es cada vez un placer y una sorpresa leerlo. YO QUE SOY UNA LECTORA OBSESA, talvez de otros temas, que segun Silvia son agua de rosas, pero este me encantaria leerlo y vamos a estar atentas Silvia y yo si es que sale a la venta aqui. beso grande, Catherine.

    Me gusta

  2. Rodrigo Trujillo dijo:

    Hola Emma
    Mi nombre es Rodrigo, vivo en Bogotá, soy pintor y estudié con Julio Alpuy en NY. Me pasa con tu blog lo que te pasó con el libro de Velázquez. Me hubiera gustado escribirlo. Disfruto mucho tu adicción confesada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s