Desde un lugar de la Mancha…hasta el firmamento

Sí, lo confieso puede parecer una tontería, pero a mí me pone feliz que una estrella de nuestro vasto universo lleve el nombre de Cervantes (1547-1616). Una estrella, un sol, un sol alrededor del cual orbitan cuatro planetas que desde ahora se llaman Quijote, Sancho, Dulcinea y Rocinante.

CSkF6A6WoAAYKPx

Afiche de la campaña “Estrella Cervantes” promovida por la Sociedad Española de Astronomía, el Instituto Cervantes y el Planetario de Pamplona

Así lo anunció el pasado 15 de diciembre la Unión Astronómica Internacional (IAU), que es la institución encargada de otorgar los nombres oficiales a los exomundos o sea a los cuerpos celestes de los sistemas planetarios extra-solares. En los últimos años se habían descubierto 14 estrellas y 31 planetas y todos ellos esperaban por sus patronímicos. Por primera vez decidieron hacerlo a través de un concurso online, en el que los países y sus organizaciones astronómicas hacían las propuestas y el mundo votaba. Cervantes por ejemplo, batalló con otros seis postulantes por ofrecerle nombre al sistema planetario mu Arae, que se encuentra en la constelación del Altar a 49,8 años luz de nosotros. Lejos es cierto, pero Cervantes y su prole literaria ganaron la partida con el 69% de los votos de 182 países del mundo, siendo por cierto, la opción más votada de todas las otras estrellas y planetas postulados.

Picasso, Don Quichotte.jpg

Litografía de Don Quijote, Pablo Picasso, 1955

Y sí, puede parecer una tontería pero a mí la idea me enciende el imaginario metafórico y no solo porque es la gente la que ha puesto a Cervantes en el cielo, sino porque estoy segura de que si en el siglo XVI se hubiera podido explorar el universo, allí habría ido a dar nuestro benemérito Don Miguel, pues como él mismo escribió “la aventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear”.

1280px-Battle_of_Lepanto_1571

Batalla de Lepanto (7 de octubre de 1571), Anónimo. Museo Nacional Marítimo, Madrid.

Y se me ocurre tamaña licencia porque Cervantes vivió su vida con la intensidad de una aventura, ésa -que a medio camino entra la curiosidad y la necesidad- va haciendo acopio de las luces y sombras del alma humana. Y es que Cervantes batalló en Lepanto al mando de Don Juan de Austria y  fue parte de uno de los tercios más curtidos en batalla, el tercio de la Sacra Liga capitaneado por Don Lope de Figueroa. Porque Cervantes conoció el sol de Corfú y Túnez y recorrió Italia, Portugal y España de punta a punta; porque  fue prisionero del turco y terminó de esclavo en Argel y los cinco años de cautiverio en el que abundaron privaciones y sometimientos, jamás perdió el temple y menos las esperanzas de huir en mil y un intentos. Porque quiso venirse a las Indias y no pudo, pero sí pudo convertirse en comisario de provisiones de la Armada Invencible y recaudador de impuestos, lo que entre disputas y penalidades, lo llevó nuevamente a un calabazo. Dicen que fue allí, estando preso en la Real Cárcel de Sevilla que nació el hidalgo de la triste figura, para gloria del habla hispana, de la Literatura Occidental y de todos los que alguna vez soñamos con molinos de viento y amores encantados.

cervantes-sol-planetas

La nueva estrella Cervantes y sus cuatro planetas, Dulcinea, Rocinante, Quijote y Sancho

Será por todo esto que me gusta pensar que Don Miguel de Cervantes y Saavedra ha emprendido una nueva aventura, no en algún lugar de La Mancha sino en el universo, a 49,8 años luz de nosotros. Una aventura en la que lo acompañan Don Quijote, el planeta principal, que es más grande que Júpiter pero que en comparación está más cerca de su estrella. Quijote orbita flanqueado por sus fieles Sancho y Rocinante, mientras que Dulcinea esquiva y encantada, es la más cercana a su sol y -faltaba más-, es de los cuatro planetas el más difícil de ver.

Sí, lo confieso, me da ilusión que a cuatro siglos de haberse escrito la más grande de las historias jamás contadas, haya ahora en el firmamento una estrella de cuyo nombre puedo acordarme. Se llama Cervantes.

 

 

 

 

10 comentarios en “Desde un lugar de la Mancha…hasta el firmamento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s