Ya era hora…

Sí, ya era hora que los Medici tuvieran un serie de televisión. Y lo digo con indignación, porque más allá de gustos, de mi confesa pasión por Florencia y mi desmesurada admiración por esa familia de sagaces hombres de negocios, astutos políticos y genios artísticos, la cosa empezaba a tener aires de ofensa.

¿Qué tenían los Tudor que no tuvieran los Medici? ¿Qué tenían los vikingos de Ragnar, los sueños de grandeza de Luis XIV o las intrigas de los Borgia, que ellos no tuvieran? ¿Que tenía Espartaco, Marco Polo y Carlos V … o dándole otro ángulo, que podía tener un fiordo noruego o un palacio barroco que no tuviera Florencia y la Toscana?

afiche

Afiche de la serie con Dustin Hoffman como Giovanni di Bicci di Medici y Richard Madden como su hijo, Cosimo Il Vechio.

Pero bueno, la deuda ha sido saldada y con creces. La semana pasada empezó a emitirse por Fox Premium Series, “Medici, Masters of Florence” (Medici; los Señores de Florencia), una co-producción de la RAI italiana y de los ingleses, que con un elenco de estrellas internacionales y un despliegue de locaciones que quita el aliento, le hace justicia a los 24 millones de euros de su presupuesto. *

medici-cast

Al frente, Annabel Scholey como Contessina de Bardi di Medici, esposa de Cosimo Il Vechio; Richard Madden como Cosimo Il Vechio. De izq. a der: Guido Caprino como Marco Bello, leal servidor de Cosimo; Dustin Hoffman como Giovanni di Bicci di Medici; Frances Barber como Piccarda de Medici, esposa de Giovanni y madre de Cosimo y Lorenzo; Stuart Martin como Lorenzo, hermano de Cosimo; Valentina Bellè como Lucrezia Tornabuoni di Medici, esposa de Pierto de Medici; Allesandro Sperduti como Piero de Medici, hijo de Cosimo y Contessina y padre de Lorenzo “El Magnífico”.

La historia empieza como se debe, por el principio, allá a comienzos del siglo XV con el sueño de Giovanni di Bicci di Medici (1360-1429), que magistralmente interpretado por Dustin Hoffman, enseña a sus hijos Cosimo y Lorenzo a querer y respetar el oficio, a honrar la lealtad familiar y a comprender que cuando se viven tiempos de cambio la astucia y la inteligencia, pueden ser armas más poderosas que los títulos de nobleza.

set I

Rodaje en Santa María dei Fiori, Florencia

Paralelamente, el guión da un salto temporal de vértigo y nos lanza a un Cosimo de Medici (1389-1464) en plena madurez y así lo vemos afianzando (no sin zozobras) su poder político frente a las familias enemigas de los Albizzi y los Pazzi. Un Cosimo que va camino a convertirse en el pater patriae florentino, en ese líder carismático que guiará a su linaje hacia la cúspide, para desde allí engendrar cultos y sagaces príncipes para su tierra, grandiosos papas para la iglesia, increíbles reinas para las monarquías europeas y legarnos a todos nosotros, las más bellas y grandiosas obras de arte.

set II

Obviamente, en aras de un relato que se adapte a las exigencias actuales, el guión tiene algún que otro anacronismo y se toma unas cuantas libertades históricas en los acontecimientos, sin embargo, lo interesante es que la historia no pierde nunca el tono ni la credibilidad. Está todo y bien contado; está el control sobre los gremios y la creación de la red financiera más eficaz de su tiempo, está el interés por hacer poderosa a Florencia y a su pueblo llano y por supuesto, están el arte y los artistas.

Donatello soñando su famoso David, Brunelleschi con su mirada encendida recibiendo un incondicional apoyo para la demencial idea de la cúpula de Santa María dei Fiori y está la Piazza della Signoria, el Baptisterio de San Giovanni y el Palazzo Vechio, y están las bottegas, los palazzos y las villas, los frescos y los retablos, los poetas y los filósofos. Por lo que al fin de cuentas  y más allá de todo lo que se le podría exigir, está lo que importa: el espíritu de los Medici. No será París, pero les aseguro -Catalina de Medici mediante- que bien vale un misa.

 

*La primera temporada tiene 8 episodios y está en pre-producción la segunda. El capítulo estreno va los viernes y luego hay múltiples repeticiones a lo largo de la semana. Está disponible completa en AppleTV.